Silvia Levenson y Karina Del Savio.
“El abrazo”, Sol Abadi, Karina Del Savio, Ariel López, Guillermo Patiño, Cristina Arents.
"La piel de los objetos" Silvia Levenson, Karina Del Savio.

KARINA DEL SAVIO

En Buenos Aires, a mediados de 1970 en el seno de una familia Italo-Argentina nace Karina Del Savio.

Desde muy temprana edad refleja su pasión por el dibujo. Su madre, pintora, ceramista y amante del arte, la estimula y acerca al fascinante mundo de los lápices, papeles, acuarelas y libros de pintura.

A los 8 años, frente a su inquietud, asiste a clases de dibujo en un taller cercano a su casa donde intercambiaba experiencias con otros niños de su edad. En menos de un mes Karina dibujaba una figura humana y su profesor sugiere cambiarla a un grupo de alumnos avanzados. Al poco tiempo asiste a estas nuevas clases pero una notable diferencia de edad le impide adaptarse y Karina deja de dibujar. Sólo lo hace en momentos en que nadie la ve siendo su madre la única testigo de su trabajo.

A los 17 años ingresa en el conservatorio de Arte Dramático, dónde encuentra especial interés por las técnicas escenográficas y descubre la importancia de la luz: “aprendí que en el teatro la luz materializa el espacio”. A los 22 años retoma definitivamente la actividad plástica: ingresa a estudiar en la escuela de vidrio de Berazategui donde encuentra no sólo un espacio de aprendizaje sino también de creación. Allí cursa los tres años de enseñanza y pronto es contratada como ayudante en la sala de hornos. Aprende a trabajar el vidrio de la mano de Amalia García, (ex-directora de la escuela de vidrio de Berazategui) y de todo su equipo de profesores. Más tarde toma clases con Silvia Levenson, Miriam Difiere, Eduardo Osimani y Santiago Sanz Llorente, quienes le enseñan las primeras notas del arte en vidrio. Su curiosidad y su persistente búsqueda de del desarrollo de nuevas técnicas la llevan a la “Cristalería El Progreso”, donde dictas clases teóricas junto a los más destacados operarios. De esta experiencia, y del contacto directo con la fábrica, adquiere el conocimiento del desplazamiento del vidrio dentro del horno y de sus posibilidades estéticas. Comienza el desarrollo de su producción artística.

A partir de 1998, sus obras de arte y objetos funcionales se muestran en importantes empresas de diseño de interiores y arquitectura. Desde entonces perfecciona sus conocimientos de la producción artesanal. Sus abras artísticas se exponen en eventos como SOFA (USA), e integran colecciones en todo el mundo.

Actualmente se encuentra dirigiendo su taller cuyo foco es la producción de exclusivos objetos artesanales de altísima calidad. Divide su tiempo entre la creación, la experimentación, y el aprendizaje constante.